Redacción Monográficos26 de marzo de 2024
https://uh.gsstatic.es/sfAttachPlugin/getCachedContent/id/2769619/width/1296/height/729/crop/1

Este año ha llegado a su cuarta edición un evento que empieza ya a no necesitar de ninguna presentación, el Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat. Se trata de una prueba ya veterana en las carreteras de la Isla, que aumenta de año en año su prestigio y el nivel de participación, consolidándose en el calendario de competiciones oficiales en esta modalidad. No es en vano, la competición está incluida de nuevo en el Campeonato de España de Energías Alternativas, siendo puntuable en el cómputo general; y ha contado, además, con el respaldo de la Real Federación Española de Automovilismo (RFEDA).

La tradición en nuestro país de este tipo de competiciones no hace más que incrementarse y ganar importancia. Regiones como Asturias, Comunidad Valenciana, Canarias, Madrid, Castellón, A Coruña o Bilbao organizan desde hace años eventos como este, entre los que ya destaca con nombre propio la prueba mallorquina: Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat, se dio cita el pasado fin de semana en las carreteras de Mallorca.

Las claves de la competición

Muy pocos desconocen aún en qué consiste un eco rallye, pero para los que aún no estén familiarizados con el término conviene hacer un breve repaso. Un eco rallye es una prueba en la que las virtudes del conductor y el vehículo se miden en términos de regularidad y buena conducción.

Inca volvió a poner sus infraestructuras al servicio del Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat, como en las anteriores ediciones.

Los vehículos participantes deben cumplir unas condiciones muy estrictas. Todos ellos tienen que estar movidos por tres tipos de motores, 100 % eléctricos, híbridos con combustible mixto o híbridos enchufables. En añadidura a esto, no pueden haber sido sometidos a ninguna transformación, estando dotados únicamente con el equipamiento de serie. Esto implica que ninguna de sus partes puede haber sido sometida a transformación alguna que pueda representar una ventaja de la que el modelo no dispusiera de forma natural.

Al tiempo que los coches son exactamente iguales que los que se usan con normalidad en cualquier calle o carretera, los trámites para inscribirse no suponen nada que se salga de lo normal. Basta con estar en posesión de la documentación que necesitaríamos para circular de manera habitual. Tanto conductores profesionales, con un amplio bagaje en pruebas automovilísticas, como amateurs con simples ganas de participar en un evento único, se unen en esta competición para demostrar que la habilidad se puede ver bien reflejada en la contención y la precisión.

Los tramos que han comprendido esta cuarta prueba han discurrido de nuevo por paisajes emblemáticos. Para recorrerlos ha sido imprescindible conocer a la perfección el vehículo que se iba a usar, dominar su capacidad y aprovechar al máximo su eficiencia, ya que lo que se ha medido ha sido el menor gasto de energía, lo que supone una conjunción equilibrada entre la velocidad controlada y la pericia al volante. Recorrer la distancia designada no se hace contra reloj o con la vista puesta en la aguja del velocímetro, sino con los cinco sentidos pendientes de utilizar el mínimo de energía posible. Otro de los atractivos de esta edición, ha sido la incorporación de una etapa nocturna en el recorrido de la prueba.

Categorías

En el Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat se diferenciaron dos categorías principales: la eChallenge y el Eco Rallye en sí. En ambas se distinguieron tres modalidades según la tipología de los vehículos: eléctricos, híbridos enchufables e híbridos no enchufables.

MALLORCA. AUTOMOVILISMO Eco Rallye Mallorca. La tercera edición del evento se consolida como la competición sostenible de refe
Las carreteras mallorquinas son ideales para disfrutar de una conducción relajada y placentera.

La seguridad es una parcela en la que no se deben tomar precauciones especiales, más que aquellas a las que obliga el Código de Circulación, ya que las velocidades en ningún momento representan un peligro por sí mismas. Tanto es así que no suele ser necesario el corte al tráfico ordinario de las vías utilizadas, ya que los participantes deben respetar en todo momento las mismas normas de circulación que el resto de conductores que puedan compartir con ellos los trayectos.

Valores al volante

Los valores que quiere difundir el Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat van más allá de los de una competición deportiva. En un mundo que se enfrenta a las amenazas de un clima incierto y modificado por la mano del hombre, no hay lugar para quedarse en casa, hay que transmitir lo positivo de invertir en el cambio y esto pasa por afrontar la movilidad desde otra perspectiva. El coche ya no se concibe como un artilugio que quema combustible, sino como una suerte de instrumento transformador que sea capaz de modificar nuestra relación con el entorno natural.

Los coches participantes en la prueba del pasado fin de semana han tenido la oportunidad de transitar por unos parajes únicos, llenos de valor natural y cultural, que solo se puede apreciar mediante una conducción relajada, armoniosa con el ritmo de la naturaleza y que busque la eficiencia como una forma de respeto ante ella. Al final del camino está el reconciliar al coche con el entorno natural, mostrarlo desde un nuevo prisma, no ya como una amenaza, sino como una herramienta al alcance de las personas para integrarse en él.

En esta nueva perspectiva, ya no solo estamentos como la Real Federación Española de Automovilismo, sino también todos los organismos autonómicos y locales, han mostrado su compromiso con la prueba. Ha contado con un amplio respaldo de empresas como Hyundai, Ok Mobility y Globatecnic, y entidades locales como la Conselleria d’Empresa, Empleo i Energia, la Dirección General de Deportes (Conselleria de Turismo, Cultura i Esports) y el Consorci Serra de Tramuntana Mallorca Patrimoni Mundial.

En este sentido, el Ajuntament d’Inca volvió a ser un actor clave en el desarrollo de esta aventura gracias a su coorganización del evento. La localidad se convirtió de nuevo en el centro neurálgico de este Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat, poniendo a su servicio sus infraestructuras y la colaboración de estamentos políticos y ciudadanos. Inca se ha convertido dentro de esta prueba en sinónimo de eficiencia, organización y compromiso medio ambiental. Son elementos imprescindibles para promocionar el conjunto de la Isla como destino sostenible y con proyección de futuro.

Inca ha sido un actor clave en el desarrollo de esta aventura como centro neurálgico y coorganizador

Nuevas tecnologías

Participar en esta prueba es también un desafío tecnológico de primer nivel. No solo se pone toda la confianza en la fiabilidad y la eficiencia de los coches eléctricos o híbridos, el conductor y su copiloto también se deben apoyar en herramientas novedosas que ayuden a realizar los recorridos de la manera más optima. Destacan en este ámbito algunas aplicaciones informáticas específicas para este tipo de competiciones, así como el uso de dispositivos GPS para tener bien clara la localización y la cobertura, sea cual sea el instante y las condiciones geográficas.

Muy importante es también el uso del roadbook o rutómetro, que pone a disposición de los participantes la organización. Se trata de un archivo en el que se incluyen todos los detalles que se deben conocer sobre el trazado. Todos estos datos están expuestos además de manera muy clara y gráfica.

Como en los tres años anteriores en que se ha realizado este Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat, los aficionados tuvieron la oportunidad de ver en acción a prestigiosos nombres del mundo del motor. Algunos son ya veteranos en esta nueva manera de competir, pero otros se acercaron por primera vez a ella, dejando el ruido y el humo aparcados para disfrutar de una Isla única y de una forma de moverse que tiene mucho futuro.

Noticias

Pollença transmite con Energy la importancia de la sostenibilidad Image

Energy Challenge

Redacción Monográficos - 18 abr 2024

Un sector privado que comparte objetivos Image

Eco Rallye Mallorca - Inca Ciutat

Redacción Monográficos - 27 mar 2024